OBJETIVOS E IMÁGENES

IMÁGENES ESTENOPÉICAS

Para captar una imagen hace falta algún método que restrinja la luz que viene reflejada desde un objeto, ya que resulta imposible conseguir fotografías colocando simplemente la película ante él.

Dado que la luz viaja en línea recta, si hacemos que pase por un pequeño orificio y caiga sobre una pantalla, cada parte de ésta sólo podrá ver la luz de una porción del sujeto, creándose así una imagen más o menos nítida. Este es el principio de la cámara oscura de dibujo y de la cámara fotográfica sin objetivo o CÁMARA ESTENOPÉICA.

La imagen así creada tiene tres características muy interesantes:

  1. Se presenta invertida de arriba abajo, debido a la trayectoria rectilínea de la luz.
  2. La imagen es muy tenue, debido a lo pequeño del orificio.
  3. Tiene poca nitidez, pues el grupo de rayos que atraviesan el orificio, siguen divergiendo hasta la pantalla de enfoque, y cada punto luminoso en realidad forma un disco en la pantalla.

La imagen podríamos mejorarla en nitidez disminuyendo el tamaño del agujero, pero entonces también disminuiríamos su luminosidad.

En la actualidad existen algunos artistas que buscando nuevos métodos han vuelto al sistema de imágenes ESTENOPÉICAS, para ello se fabrican sus cámaras con gran diversidad de envases, desde latas de cerveza hasta botes de Cola-Cao y cajas de zapatos, consiguiendo a veces imágenes muy interesantes.

El que está interesado en ello, puede comenzar con un bote hermético a la luz de algo más de 15 cm. de largo; en la base hay que hacer un fino agujero. Lo mejor es hacer uno grueso, cubrirlo con Albal y cinta aislante negra y agujerearlo con una aguja fina (*). Luego se le pega algo al bote para que no ruede y en total oscuridad se sujeta un trozo de papel fotográfico a la tapa trasera, intentando que quede lo más plano posible. Se cierra el bote, se tapa el agujero y se coloca mirando a algún paisaje bien iluminado por el sol (por supuesto que hay que destapar el agujerito).

(*) El diámetro ideal del estenopo (d) es la raíz cuadrada de 0,0016 x F. Siendo F la focal de la cámara, es decir, la distancia entre el estenopo y la emulsión. El número f del diafragma obtenido, puede deducirse de la fórmula: f=F/d; y, a partir de ahí, calcularse la exposición si se conoce la sensibilidad de la emulsión.

Imagen tomada con cámara estenopeica

Como punto de partida se le puede dar una exposición de unos 5 a 10 minutos, dependiendo de la luz y del tamaño del agujero. Luego en total oscuridad se saca el papel, se revela y obtenemos una imagen negativa. Cuando está seca la colocamos, emulsión contra emulsión, contra una hoja de papel virgen, sujetamos ambas bajo un cristal y encendemos unos segundos la luz de la habitación. Este tiempo habrá que calcularlo haciendo pruebas. Finalmente revelamos la nueva hoja y tendremos una copia positiva, a veces tan buena como la obtenida con una cámara barata de cajón.
Como acabamos de ver, ni la calidad de la imagen, ni el elevado tiempo de exposición nos permitirían ir por ahí con una cámara de este tipo, ni el modelo más tranquilo aguantaría posando cinco minutos sin pestañear. Por ello hubo que recurrir a algún sistema que elevase la luminosidad de la imagen y su nitidez.

 

EL OBJETIVO POSITIVO SIMPLE

Para intentar mejorar las imágenes se utilizaron lentes positivas. Si a una cámara ESTENOPÉICA, se le pone una lente positiva, obtenemos una cámara fotográfica convencional.

Antes que nada creo que deberíamos definir ciertos conceptos:

LENTE: es una sustancia transparente y refringente, limitada por dos caras, una de las cuales es curva y la otra plana o curva, y sus centros de curvatura están en el mismo eje. Al atravesarlas un conjunto paralelo de rayos de luz hace que éstos converjan o diverjan regularmente.

LENTE POSITIVA: es aquella en la que al atravesarla un conjunto de rayos paralelos, hace que éstos converjan. Al menos una de sus caras es convexa. Puede haber tres tipos: biconvexas, planoconvexas y de menisco convergente.

LENTE NEGATIVA: es aquella que hace divergir un conjunto de rayos paralelos. Una de sus caras al menos es cóncava. Se dividen en tres tipos: bicóncavas, planocóncavas y de menisco divergente.

OBJETIVO: es la lente, o conjunto de lentes por las que penetra la luz en un instrumento óptico (microscopio, telescopio, cámara fotográfica, etc.).

El comportamiento de las lentes está basado en los fenómenos de transmisión y refracción que vimos anteriormente. Recordemos que al penetrar oblicuamente un rayo de luz en un bloque de vidrio de caras paralelas, se refracta acercándose a la normal. Por el contrario, al salir del bloque, el rayo se acelera, al pasar a otro medio menos denso, por lo que el rayo se separa de la normal y, en conjunto, las trayectorias aunque se han desplazado, resultan paralelas.

Si se pierde el paralelaje de las caras, el comportamiento respecto a la normal resulta idéntico, pero la trayectoria deja de ser paralela, y el rayo resulta desviado.

Si las superficies son esféricas cada punto se comporta como un plano con su propia normal y desvía el rayo en una dirección. En conjunto, si el radio de la cara es constante y su superficie convexa, ocurrirá que todos lo rayos convergerán en el mismo punto. Sólo un rayo que pase perpendicularmente a las dos caras del vidrio, lo atravesará sin desviarse ni refractarse; es el que coincide con el EJE ÓPTICO de la lente. En este caso estaremos ante un objetivo convergente o positivo.

Aunque los objetivos fotográficos actuales están compuestos por muchos tipos de lentes, de 7 a 15 unidas en varios grupos, su comportamiento, en conjunto, viene a ser el de una lente positiva simple de altas prestaciones. Por ello debemos comprender a fondo su funcionamiento, propiedades y terminología.

EJE ÓPTICO O PRINCIPAL: es la línea que pasa por los centros de curvatura de las dos caras.

FOCO: punto focal, o foco principal, es el punto del eje óptico, situado en el plano focal, donde se reúnen los rayos de luz cuando el objetivo está enfocado al infinito.

PLANO FOCAL: es el plano que contiene el punto focal y es perpendicular al eje óptico.

DISTANCIA FOCAL: es la distancia comprendida entre el centro de la lente y el punto focal.

DISTANCIA FOCAL

Este último concepto es importantísimo en fotografía, y define la potencia o poder de desviación de una lente u objetivo. Su valor puede expresarse directamente en milímetros, como distancia focal; o bien por dioptrías.

Una DIOPTRÍA es el valor inverso de la distancia focal expresado en metros. Esta unidad la encontraremos únicamente en fotografía cuando tratemos de lentes de aproximación en macrofotgrafía ya que es la unidad que describe su potencia o aumento.

Es decir una lente de 50 mm. de distancia focal, tendría un valor en dioptrías de 1/0,050 = 20. Para resolver el caso contrario, o sea averiguar la distancia focal de una lente conociendo las dioptrías, basta dividir 1000 entre las dioptrías, el cociente obtenido será la distancia focal en milímetros.

El poder de desviación o distancia focal de un objetivo, es una combinación de todos los factores que determinan la refracción de la luz: el índice de refracción, el ángulo de incidencia y la longitud de onda de la luz. Para fabricar un objetivo de una distancia focal dada, han de tenerse en cuenta los efectos de los factores anteriores:

A. El efecto sobre las distintas longitudes de onda o colores, queda compensado en los objetivos compuestos actuales con la combinación de lentes convergentes y divergentes con múltiples revestimientos reunidas en grupos muy complejos. Hoy en día existen objetivos corregidos contra todas las aberraciones cromáticas y se denominan Apocromáticos. Los veremos más adelante.

B. El índice de refracción puede variarse, dentro de ciertos límites, modificando la composición química del vidrio. – Entre los vidrios ópticos de bajo poder de refracción tenemos por ejemplo el vidrio Crown de borosilicato (IR = 1,51100), y el extraligero de la serie Flint con un IR = 1,52301; y entre los de mayor refracción actuales el EK-45 con 1,80367.

C. Finalmente, el ángulo de incidencia es lo más fácil de modificar pues está en función del radio de curvatura de las caras. A mayor radio de curvatura menor distancia focal y viceversa.

FACTORES QUE DETERMINAN LA DISTANCIA FOCAL

  1. Longitud de onda incidente (color)
  2. Índice de refracción del vidrio de la lente
  3. Ángulo de incidencia (curvatura de la lente)

TAMAÑO DE IMAGEN

A igual distancia del sujeto a la lente, un objetivo de distancia focal corta produce una imagen más próxima, y por lo tanto más pequeña que uno de mayor distancia focal. Por lo tanto el tamaño de la imagen está en función de la distancia focal.

Por otra parte, la distancia de formación de la imagen, y por tanto su tamaño, depende de la distancia a que se halla el sujeto de la lente. A medida que el sujeto se acerca al objetivo, los rayos luminosos llegan a la lente con un ángulo de incidencia cada vez mayor, por lo que la lente hace converger los rayos cada vez más lejos del objetivo y por lo tanto la imagen aumenta de tamaño a medida que el sujeto se acerca.

En una cámara al enfocar un objeto cercano, lo que hacemos es separar el objetivo, del plano de la película, ya que al acercarse el objeto, la imagen se forma más lejos, por eso los objetivos aumentan su longitud a medida que enfocamos más cerca y ocupan menor tamaño enfocados al infinito.

La relación entre la altura de la imagen y la altura del sujeto se denomina FACTOR DE AMPLIACIÓN.

 

Factor de Ampliación (M) =Altura de la Imagen/Altura del Sujeto

 

En fotografía, la palabra AMPLIACIÓN, se acepta en un sentido LINEAL, y no como medida de términos de superficie:

* Un sujeto de 5 milímetros de altura reproducido en el negativo a 15 mm. de alto, ha sido ampliado a 3 veces su tamaño.
* Una persona de 2 metros de altura reproducida en una diapositiva a 2 cm., representa una ampliación de 2/200= 0,001, o lo que es lo mismo: ha sido reducido 100 veces.

En cuanto a la posición del sujeto, respecto a la lente, y por tanto a la ampliación de la imagen, pueden darse varias situaciones generales:

1. AL INFINITO:
Sujetos muy lejanos o situados en la marca de infinito del objetivo. En este caso los rayos que inciden sobre el objetivo son paralelos entre ellos. La imagen se forma muy pequeña, invertida y exactamente a la distancia focal del objetivo.

2. FOTOGRAFÍA DISTANTE:
La situación más corriente es que el sujeto esté entre el infinito y la distancia mínima de enfoque. Es decir que esté situado a más de dos veces la distancia focal del objetivo, entonces la imagen se forma también invertida, detrás del objetivo entre una y dos veces su distancia focal.
Por lo tanto, cuanto menor es la distancia focal de un objetivo, menor será el movimiento de enfoque necesario. Esto explica el poco recorrido que tiene el anillo de enfoque de un gran angular en contraposición a los grandes teleobjetivos.

 

3. FOTOGRAFÍA AL MISMO TAMAÑO:

En el caso único y concreto de un sujeto situado justo a dos veces la distancia focal del objetivo, éste forma una imagen invertida del mismo tamaño que el sujeto, y se sitúa detrás del objetivo a exactamente dos veces su distancia focal. Es decir el sujeto y su imagen equidistan de la lente. En esta posición es en la que se obtiene la escala 1:1, es decir en la que el objeto tiene el mismo tamaño al natural y sobre el negativo.
Por ejemplo para hacer una diapositiva de una moneda al mismo tamaño que el original, debemos separar el objetivo a dos veces su distancia focal.
upongamos que contamos con un objetivo de 50 mm., entonces tendremos que separar el objetivo del plano de la película 100 mm., para ello conectamos entre medias un tubo de 50 mm. o alguno de los accesorios que veremos más delante

 

4. AMPLIACIONES:
Los sujetos situados entre una y dos veces la distancia focal del objetivo, son reproducidos invertidos a más de dos veces la distancia focal por detrás del objetivo, y aparecen ampliados de tamaño.
Esta es la base del funcionamiento de las ampliadoras y proyectores.

Dentro de este apartado, existen dos situaciones excepcionales:

    • 4a. Los sujetos situados a exactamente la distancia focal del objetivo, es decir en el foco principal, no pueden formar ninguna imagen, ya que los rayos son llevados al foco principal.
    • 4b. Cuando el sujeto está situado más cerca que la distancia focal del objetivo, se forma la llamada IMAGEN VIRTUAL, que no es una imagen utilizable en fotografía. En este caso el objetivo está funcionando como un cristal de aumento, es el caso de cuando observamos un objeto con una lupa.
      Aquí, la imagen disminuye de tamaño a medida que se aproxima a la lente, no se presenta invertida y además es imposible recogerla en una pantalla de enfoque. Viene a ser un efecto óptico.

COBERTURA DEL OBJETIVO

Incluso en los modernos objetivos, la mayor calidad de la imagen en cuanto a luminosidad y nitidez, sólo se forma en una zona del plano focal en forma de círculo alrededor del eje principal. Fuera de esta zona, y conforme nos vamos alejando la imagen va oscureciéndose, deformándose, y perdiendo nitidez.

La porción útil de la imagen, en forma de circulo, proyectada en el interior de la cámara es lo que denominamos campo cubierto o COBERTURA DEL OBJETIVO.

La cobertura del objetivo ha de ser siempre ligeramente mayor que el tamaño del negativo. Por ello cada objetivo ha de estar diseñado para un formato especifico de negativo.

Si utilizásemos un objetivo diseñado para cámaras de menor formato, podría ocurrir que los bordes del negativo apareciesen oscuros o que la calidad en esa zona fuese inaceptable debido al efecto de viñeteado y a la acumulación de aberraciones en el borde de la lente.

Podríamos pensar por el contrario en adquirir un objetivo para cámaras de mayor formato y así aprovechar una zona central aún más pequeña y libre de aberraciones, pero aparte de que nos costaría mucho más dinero, ocurriría que al ser tan grande su campo de cobertura, la imagen no sólo caería sobre el negativo, sino que además rebotaría por el interior de la cámara produciendo reflejos parásitos que disminuirían la calidad de la imagen.

ÁNGULO VISUAL Y PERSPECTIVA

Como vimos anteriormente, si un objetivo tiene una distancia focal muy corta, la imagen se formará muy cerca de la lente, y los motivos proyectados serán muy pequeños, y por lo tanto entrará dentro del campo cubierto mucha escena del original.

La mayor o menor cantidad de escena del original que queda proyectada dentro de la cobertura del objetivo enfocado al infinito y que por tanto, puede ser captada por el negativo se denomina ÁNGULO VISUAL DEL OBJETIVO.

Para un mismo tipo de formato de negativo, el ángulo visual es proporcional a la distancia focal del objetivo. Un objetivo de gran distancia focal posee un ángulo visual muy estrecho y viceversa.

Como muchos aparatos fotográficos tienen un formato de negativo rectangular, el ángulo visual difiere si se mide el formato horizontal o verticalmente; para evitar confusiones, se toma con respecto a la diagonal del negativo. El ángulo visual se expresa en grados y es independiente del formato. En un objetivo normal está comprendido entre los 45 y 55 grados.

La PERSPECTIVA que ofrece la imagen tomada con un objetivo, está en función de su proximidad al sujeto y del ángulo visual.

Cuanto más nos acerquemos al sujeto más se exagerará la perspectiva, recordemos como se deforma la cabeza de quién se acerca a la mirilla de una puerta.

Un objetivo de corta distancia focal y por tanto de gran ángulo visual, tiende a deformar los objetos y a acentuar su perspectiva. El ejemplo de una mirilla sigue siendo válido en este caso, no hay más que recordar el amplio ángulo visual que cubren, en algunas casi 180 grados.

Por lo tanto, para aumentar la distorsión y la perspectiva, hemos de acercarnos al motivo y elegir objetivos de corta distancia focal, los llamados comúnmente grandes angulares.

TIPOS DE OBJETIVOS

La clasificación más racional de los objetivos es la que se hace atendiendo a su diseño óptico, es decir a los tipos de lentes que lo conforman y sus agrupaciones en dobletes, tripletes, etc., pero la complejidad del objetivos actuales y los conocimientos de ingeniería óptica necesarios para comprenderlos, superan en mucho las pretensiones de un curso de iniciación.

En la práctica, al fotógrafo le resulta más conveniente una CLASIFICACIÓN que atienda más a un criterio funcional.

Normalmente, cuando un fotógrafo cambia de objetivo lo hace para variar el tamaño de la escena captada o su perspectiva, es decir el ÁNGULO VISUAL.

Tipos de objetivos<br />

En función de su ángulo visual, los objetivos se clasifican en:

  1. OJO DE PEZ (Fish eye)
  2. GRANDES ANGULARES
  3. OBJETIVOS NORMALES
  4. TELEOBJETIVOS
  5. OBJETIVOS ZOOM
  6. OBJETIVOS ESPECIALES:
      • FLOU
      • MACRO
      • SHIFT o PC
      • UV
      •  SUBMARINOS
      • ANAMÓRFICOS

OJOS DE PEZ

Son objetivos con un ángulo visual extremadamente grande, de 180 o más grados. Normalmente transforman la escena en una imagen circular con un enorme distorsión (mayor aún que la que produce una mirilla de una puerta).
Su lente más frontal es muy grande y adopta forma de semiesfera ( de ahí el nombre de ojo de pez).

El elemento posterior está muy cerca del plano de la película debido a que su distancia focal es muy corta (en SLR de 35 mm. oscila entre 5 y 18 mm. y en las de medio formato de 6×6 y similares, entre 30 y 37 mm.).

Sus aplicaciones son ocasionales y su precio muy elevado (entre 200.000 y 1 millón de pesetas). Ejemplos de este tipo son el NIKKOR Fish-Eye 6 mm. f/5.6 y el PENTAX SMC Fish-eye 15 mm. f/3,5.

Una variante de los «ojos de pez» es el llamado OJO DE AVE, que es un accesorio formado por un espejo semicircular sujeto en el extremo de un tubo de vidrio, similar a los que hay a las salidas de los garajes. El conjunto se acopla a rosca a la parte frontal de cualquier objetivo. Aunque ópticamente no tienen ninguna relación con los anteriores, su efecto sería parecido al conseguido por alguien que nos fotografiase con un ojo de pez.

También existen accesorios para convertir un objetivo normal en un «ojo de pez», pero dado que la mayoría son diseñados para cámaras de vídeo, la calidad dista mucho de los originales.

GRANDES ANGULARES

Son objetivos con un ángulo de visión inferior a los «ojos de pez», pero superior a los normales. Se consideran grandes angulares los que proporcionan un ángulo visual comprendido entre 60 y 180 grados.

Son muchos y variados, todas las marcas poseen varios modelos para sus SLR. Casi todas las cámaras compactas vienen equipados con ellos.

Sus distancias focales para el formato 35 mm. varían entre 18 y 35 mm. y en formatos 6×6, de 40 a 65 mm.

Todos estos objetivos proyectan las imágenes sobre la película a un tamaño inferior al de los objetivos normales; pero además los objetos cercanos a la cámara aparecen muy grandes con relación a los objetos más alejados y con una fuerte distorsión en perspectiva, tanto mayor cuanto más se desplazan fuera del eje óptico.

Objetivo ojo de pez

Los grandes angulares se utilizan generalmente:

1. En reportajes, para poder abarcar el conjunto del sujeto cuando se trabaja en espacios reducidos: interior de habitaciones, coches, etc.
2. Exagerar la perspectiva de los objetos. Esta deformación será tanto mayor cuanto más nos acerquemos.
3. Conseguir una mayor profundidad de campo.
4. En macrofotografía, se utilizan invertidos para conseguir la máxima ampliación cuando se trabaja con fuelles de extensión.

Cuando se utilizan grandes angulares hay que evitar que los cuerpos circulares (lámparas, relojes de pared, etc.) caigan en los bordes de la imagen pues la distorsión que sufren tendría un efecto desastroso en la foto. Por el mismo motivo, al fotografiar grupos de personas, tendremos que colocarnos de tal forma que sus caras queden lejos de los márgenes, ya que la deformación los haría irreconocibles. Estos objetivos están totalmente desaconsejados para el retrato de personas en primeros planos, a no ser que lo que intentemos sea hacer una caricatura.

OBJETIVOS NORMALES

Son los que cubren un ángulo visual comprendido entre los 43 y 56 grados, lo que se aproxima bastante al campo visual del ojo humano inmóvil. Vienen a ser un término medio entre los grandes angulares y los teleobjetivos. Este es el objetivo que normalmente lleva la cámara cuando la compramos.

Dejando a un lado las corrientes de moda y los gustos particulares de algunos fotógrafos, el objetivo normal es el que más se utiliza, y es la base de cualquier equipo fotográfico. Este objetivo es el que menos deforma la perspectiva. Para reconstruir la perspectiva visual correcta, ha de examinarse una copia positiva a un distancia equivalente a la distancia focal del objetivo de la cámara, multiplicada por el factor de ampliación de la copia.
La distancia focal de estos objetivos es aproximadamente igual a la diagonal del formato que impresiona. En las cámaras réflex de 35 milímetros oscila entre los 40 y 55 mm. y en las de medio formato entre los 75 y 80 mm.

Los objetivos normales tienen como característica fundamental su gran luminosidad (diafragmas muy abiertos), por lo que resultan imprescindibles para reportajes en condiciones problemáticas de luz.

TELEOBJETIVOS

Se consideran teleobjetivos aquellas ópticas con un ángulo visual menor de 31 grados.
Su principal característica es el formar en la cámara imágenes grandes de objetos alejados.
Sus distancias focales son siempre mayores que las de los objetivos normales. En cámaras de 35 mm. oscilan entre los 80 mm. y los 2.000 mm.
Entre los fotógrafos de paso universal o 35 mm., se habla de Teles Cortos cuando oscilan entre los 80 y 135 mm. de focal; de teleobjetivos normales entre los 135 y 240 mm., de superteleobjetivos cuando están entre los 240 y 500 mm. Más allá de esas cifras se entra en el campo de los Ultratelefotos, que son tan caros que por lo general se alquilan por horas. Un Superteleobjetivo de este tipo, por ejemplo el NIKKOR 2.000 mm. f/11, tiene un ángulo visual de solo 1º y 10′ y una luminosidad muy baja, lo que unido a su elevado peso, hace imprescindible para usarlos un buen trípode y película rápida.
Algunos tipos de potentes teleobjetivos están construidos con sistemas de espejos similares a los telescopios, y se les conoce como teleobjetivos réflex o catadióptricos.
Suelen ser más ligeros y baratos y además su apertura de diafragma es fija, por lo que en caso de luminosidades extremas, se suelen colocar filtros de densidad neutra. En estos objetivos, los filtros no se anteponen como en el resto, sino que se introducen por una trampilla lateral, casi a nivel del cuerpo de la cámara, de esta manera, los filtros para catadióptricos tienen un diámetro muy pequeño (menos de 5cm) lo que repercute favorablemente en el precio.
Resulta muy sencillo adivinar si una foto ha sido hecha con estos objetivos si en ella aparece agua o brillos de algún tipo ya que, adiferencia del resto de los objetivos, transforman los brillos desenfocados en manchas luminosas en forma de rosquilla.

Como estos objetivos desvían la luz por medio de espejos, en vez de lentes, carecen de aberraciones cromáticas (son virtualmente apocromáticos), pero pueden sufrir distorsiones de imagen cuando en fotografía de Naturaleza de utilizan en ambientes muy cálidos, debido a la dilatación térmica de los espejos. Por ello se recomienda no comprarlos de color negro.

Existen unos accesorios conocidos como CONVERTIDORES, teleconvertidores o duplicadores de focal, que se intercalan entre un objetivo y el cuerpo de la cámara para modificar la distancia focal del objetivo. Así, un convertidor 2X, unido a un teleobjetivo de 240 mm., lo convierte en un superteleobjetivo de 480 mm.. Se utilizan a menudo sobre grandes teleobjetivos para duplicar su potencia de una forma más económica; disminuyen algo la calidad y luminosidad de la imagen, tanto más cuanto menor sea su compatibilidad óptica con el teleobjetivo.
Los mejores teleconvertidores se diseñan para compelmentarse ópticamente con uno o dos teleobjetivos concretos y suelen ser inferiores a los x2 aumentos. Utilizar teleconvertidores sin tener en cuenta lo anterior, supone perturbar el equilibrio óptico de las lentes del Tele. que tanto costó a los ingenieros que lo diseñaron.
Un Teleconvertidor de x2 disminuye la luminosidad en 2 puntos de diafragma. Es decir, colocado sobre un Tele. de 300mm/f2.8, lo convierte en un Supertele de 600mm/f5.6.

Los teleobjetivos, en conjunto, SUELEN UTILIZARSE:

1. Para fotografiar a distancia cuando no podemos acercarnos al motivo (Naturaleza, reportaje, deportes, etc.)

2. Para reducir la zona de nitidez de la imagen o profundidad de campo. Esto suele utilizarse para aislar el sujeto de fondos que distraigan la atención; por ello el teleobjetivo es el ideal para retratos de primer plano; las distancias focales más utilizadas para ello son las de 135 a 150 mm. en fotografía de paso Universal.

Dado que la fotografía en formato de 35 mm. es la más utilizada hoy en día, al hablar de objetivos suelen describirse citando sólo su DISTANCIA FOCAL, y no su ángulo visual. De esta manera, las distancias focales de 5 a 17 milímetros son «ojos de pez»; entre 18 y 35 mm., grandes angulares; entre 36 y 55 milímetros, objetivos normales, y a partir de los 80, teleobjetivos.

Una regla para recordar el tipo de objetivo y su distancia focal en cualquier otro formato de negativo, consiste en considerar la medida del lado más corto del negativo como la distancia focal que tendría un gran angular; la diagonal como la focal del objetivo normal, y el doble del lado más largo como la distancia focal de un teleobjetivo corto.

OBJETIVOS ZOOM

Se conocen como «zoom» u objetivos de focal variable, aquellas ópticas en las que se puede variar a voluntad la distancia focal, y por tanto el ángulo visual. Esto se consigue por variación interna de la separación entre los grupos de lentes.

Un «zoom» presenta las siguientes VENTAJAS:

1. Permite modificar el tamaño de la imagen sin variar la distancia entre la cámara y el motivo.
2. Hace el mismo papel que una colección de objetivos de distancias focales fijas, con la ventaja de su precio y de poderse utilizar en un sinfín de posiciones intermedias. Como consecuencia de lo anterior, el peso y el volumen del equipo fotográfico disminuye, lo cual resulta ideal para viajes, reportajes y trabajos de Naturaleza. Con un «zoom» corto de 28-70, se cubren todas las focales desde Gran Angular a Objetivo Normal y con uno de 70-210, casi todos los tipos de teleobjetivos.

Por otra parte, los «zoom» presentan ciertas DESVENTAJAS:

1. La calidad de la imagen desciende ligeramente respecto a otro de focal fija equivalente.
2. Sufren una considerable perdida de luminosidad lo que, como veremos más adelante, causa numerosos problemas en fotografía.

OBJETIVOS ESPECIALES

En este apartado agrupamos todos los objetivos, que con unas características concretas, permiten ser usados en ciertas tareas con resultados excepcionales.

OBJETIVOS «FLOU»
Poseen un nivel determinado de aberración esférica que produce cierto grado de difusión o efecto de halo, en algunos el grado de difusión puede variarse a voluntad.

Se utilizan generalmente para retratos, desnudos y para conseguir cierto ambiente romántico y de ensoñación. Esto puede lograse más barato utilizando un filtro «flou» o con alguno de los trucos que veremos más adelante.

OBJETIVOS MACRO
Están diseñados específicamente para tomas de cerca de objetos pequeños (macrofotografía). Están minuciosamente corregidos para trabajar a cortas distancias. Algunos llegan a un tamaño de ampliación de 1:1, lo que quiere decir que el objeto tendrá en el negativo el mismo tamaño que al natural. Son relativamente caros y, aunque resultan imprescindibles en Ciencias Naturales, pueden sustituirse en algunos casos por accesorios como fuelles, tubos de extensión o lentes de aproximación, o incluso usarse el Macro en combinación con estos accesorios.

Para macrofotografía de grandes aumentos (más de x8), se usan los llamados MACROS VERDADEROS, que son objetivos de corta distancia focal y extraordinaria calidad, de forma y tamaño similar a los de los microscopios. Carecen de anillo de enfoque y su montura es a rosca debido a que se utilizan siempre acoplados a fuelles de extensión.

Una variante del objetivo macro, son los objetivos «MEDICAL«, como el » Medical NIKKOR» de 200 mm., que poseen un flash anular automático incorporado para evitar sombras. Su diseño óptico y calidad son excepcionales. Se utilizan mucho en ortodoncia, cirugía, etc.

OBJETIVOS «Shift» o PC (Perspective Control)
Están diseñados con la particularidad de que puede desplazarse su eje óptico a voluntad. De esta manera puede controlarse la perspectiva de forma similar a una cámara de fuelle de estudio. Se utilizan mucho en Arquitectura, por ejemplo para corregir la fuga de lineas que se produce al fotografiar un edificio.

OBJETIVOS UV
Son objetivos para uso científico para fotografiar en la región del ultravioleta, por lo que sus vidrios son de cuarzo o fluoruro de cuarzo.

OBJETIVOS SUBMARINOS
Dado que bajo el agua las distancias focales se acortan y que la luz pasa del agua al vidrio, están diseñados para refractar óptimamente en este medio y además son por supuesto totalmente estancos. Los objetivos normales son aquí de 35 mm. y los teles no suelen pasar de 80 mm. Existen ya zooms y objetivos autofoco.

OBJETIVOS ANAMÓRFICOS
Se utilizan muy poco en fotografía convencional, aunque bastante en cine. Estrechan las imágenes sobre la película para conseguir comprimir vistas panorámicas. Las relaciones se reconstruyen luego colocando un objetivo similar sobre el proyector. Se utilizan para películas en Cinemascope.

ABERRACIONES DE LOS OBJETIVOS

Los objetivos, como cualquier otra lente, pueden presentar una serie de defectos o aberraciones durante el proceso de formación de la imagen. Entre las principales aberraciones destacan:

ABERRACIÓN CROMÁTICA

Recordemos que la refracción estaba condicionada por la longitud de onda de la luz incidente. Como dentro de las longitudes de onda que componen la luz blanca, la azul (más corta) se refracta más que la roja, los colores azules formarán su imagen ligeramente más cerca del objetivo que los rojos.

Este efecto resulta muy notable fotografiando en color con grandes teleobjetivos, y se traduce en una fina banda irisada que contornea los objetos, ya que cada color forma una imagen de distinto tamaño.

Los objetivos diseñados para hacer converger las bandas del azul al amarillo se denominan ACROMÁTICOS. Los que además corrigen también hasta el rojo, se conocen como APOCROMÁTICOS, y lógicamente son más caros.

 

ABERRACIÓN ESFÉRICA

Con independencia del color de las radiaciones que llegan al objetivo, debido a la curvatura de las lentes, los rayos que inciden más cerca de los bordes convergen más cerca del objetivo que las que llegan al eje principal, lo que perjudica la nitidez de la imagen. A este inconveniente se le denomina aberración esférica.

Existen objetivos que combinan lentes de radio de curvatura no constante (lentes asféricas) con otras de distinto índice de refracción, se les conoce como objetivos ASFÉRICOS.

ABERRACIÓN DE ASTIGMATISMO

En algunos objetivos ocurre que resulta imposible enfocar con nitidez simultáneamente los objetos verticales y horizontales, incluso estando ambos en el mismo plano.

Este defecto se comprueba fácilmente fotografiando una tela metálica perpendicularmente y examinando atentamente los bordes.

Los objetivos cuyo diseño óptico evita este problema se denominan ANASTIGMÁTICOS.

ABERRACIÓN DE COMA

Ocurre cuando los rayos que convergen oblicuamente, lo hacen en el plano focal, pero no precisamente en el lugar que les corresponde. Esto se detecta fotografiando puntos luminosos en los bordes de la imagen y observando si adoptan forma de coma.

Los objetivos corregidos a la vez contra la aberración esférica y de coma, se denominan APLANÁTICOS.

ABERRACIÓN ESFÉRICA

Con independencia del color de las radiaciones que llegan al objetivo, debido a la curvatura de las lentes, los rayos que inciden más cerca de los bordes convergen más cerca del objetivo que las que llegan al eje principal, lo que perjudica la nitidez de la imagen. A este inconveniente se le denomina aberración esférica.

Existen objetivos que combinan lentes de radio de curvatura no constante (lentes asféricas) con otras de distinto índice de refracción, se les conoce como objetivos ASFÉRICOS.

ABERRACIÓN DE CURVATURA DE CAMPO

Realmente el plano focal de un objetivo, no es totalmente plano, sino que forma una superficie cóncava hacia el objetivo. Como la película está totalmente plana, es difícil enfocar a la vez y exactamente, el centro y los bordes de la imagen.

Unos fabricantes solucionan esto, parcialmente, variando el diseño de las lentes, y otros curvando la película en la cámara en el mismo sentido que el plano focal.

ABERRACIÓN DE DISTORSIÓN

Los objetivos más sencillos, y los de amplio ángulo visual, deforman las lineas rectas tanto vertical como horizontalmente.

Al fotografiar una cuadrícula, ésta puede deformarse de forma cóncava o convexa, resultando así las llamadas distorsiones de «cojín» y «barrilete». La de cojín ocurre cuando el diafragma está colocado entre el último grupo de lentes y la de barrilete cuando está más cerca de la parte frontal.

Las dos primeras distorsiones (cromática y esférica), afectan a la totalidad de la imagen, mientras que las siguientes lo hacen sólo en los bordes y esquinas.

 LUMINOSIDAD DE LA IMAGEN

La mayor o menor luminosidad de la imagen conseguida con un objetivo, depende principalmente de dos factores:

1. La distancia entre el objetivo y la imagen proyectada.
2. El diámetro del haz de luz que penetra por el objetivo.

El primer factor está en función de la distancia focal del objetivo, y el segundo depende de su diseño y construcción.

Al diámetro del haz de luz que penetra por el objetivo con el diafragma totalmente abierto se le llama ABERTURA EFECTIVA.

Relacionando ambos factores (abertura efectiva y distancia focal), podemos definir la luminosidad de un objetivo.

Se denomina LUMINOSIDAD, APERTURA RELATIVA, o NUMERO f/, al cociente entre la distancia focal de un objetivo y el diámetro de su abertura efectiva.

Número f/ = Distancia focal / Diámetro de la abertura efectiva

La luminosidad de un objetivo es fundamental en fotografía profesional y la complejidad de su diseño hace que se encarzcan enormemente los objetivos muy luminosos.

INSCRIPCIONES EN LOS OBJETIVOS

En todos los objetivos fotográficos de calidad, vienen grabadas una serie de inscripciones que nos proporcionan una información muy valiosa sobre sus características y rendimiento, y que resulta importante conocer:

En primer lugar suele indicarse el nombre del fabricante: PENTAX, NIKON, etc., acompañado del tipo de enfoque MF para los de enfoque manual y AF para los de enfoque automático, a veces aparecen también una o dos letras E ó AI que indican la serie o el modelo, seguido, en ocasiones, de su tratamiento ó rendimiento, por ejemplo SMC que significa Super Multi Coated (multirevestido), es decir esta recubierto por una capa de fluoruro de magnesio u otras sales que incrementan el poder de transmisión del vidrio y evitan reflexiones indeseables, o APO, que indica que se trata de un objetivo apocromático. A continuación viene la distancia focal del objetivo en milímetros ( p. ej.: 180 mm.), seguida del valor de su máxima luminosidad, es decir el máximo diafragma utilizable (p. ej.: f/2.8) y, finalmente, aparece el número de serie de fabricación.

De esta manera, un objetivo que tenga grabado en su montura por ejemplo: NIKKOR AF AI 200 mm. f/2.8 APO L0565656, nos dice que se trata de un Teleobjetivo de 200 mm. de distancia focal, fabricado por Nikon, con montura tipo AI Autofoco, de gran luminosidad f/2.8 y corregido apocromáticamente.

© Luis Monje Arenas 2008

Objetivos e imágenes

Test de autoevaluación

1 / 5

¿Qué es una aberración cromática?

2 / 5

¿Cómo se denomina un objetivo con una distancia focal variable?

3 / 5

¿Qué es la distancia focal de un objetivo?

4 / 5

¿Qué afecta directamente la distancia focal de un objetivo?

5 / 5

¿Cuál es la función principal del diafragma en un objetivo?

Tu puntación es

La puntuación media es 12%

0%